Voy camino de New York a Washington en un tren. ¿Os preguntaréis qué hago por estos lares? ¿Edurne en las grandes ciudades? Pues sí, en las grandes ciudades buscando oportunidades para poder ir donde más me gusta, donde mejor me siento, donde creo que está mi vida, en las montañas. Pero no escribo para contaros esto. Lo hago porque la vida, al otro lado del mundo y lejos de la gente que quiero y de los que me quieren, me ha dado un gran palo.