Días largos en el campo base, días de descanso, pero días que vienen muy bien. Por las mañanas estamos teniendo un poco de sol y por las tardes, hacia el mediodía, está nevando y dicen que va continuar así unos días más. De momento no sé muy bien cuál  será nuestro plan a corto plazo.


Estos días de calma los aprovechamos para hacer nuestras cosas, la colada, leer un poco… mientras los chicos de Arena comunicación siguen con el programa, que espero que os esté gustando pues lo están haciendo con todo el cariño del mundo. Nosotros pudimos ver anoche unas horas antes que vosotros el programa y la verdad que a mi me gusto mucho. Claro que no está bien que yo lo diga, pero creo que todo el equipo que está produciendo el programa lo esta haciendo con muchas ganas y aquí no es nada fácil trabajar. En el próximo capitulo podréis ver cómo preparamos todo en Katmandu y el caos de ciudad que es. Yo todavía no he visto el programa y no sé si podremos verlo antes que vosotros, pero seguro que hay mucha mas actividad.

Hoy hemos pasado consulta con el doctor como cada dos días. Nos ha mirado a todos. Yo, con mi catarro, no he dado la mejor saturación de oxigeno y lo único que me queda es beber agua para poder mejorarla. Llevo todo el día con la botella de agua en la mano. Asier ya está mucho mejor, casi recuperado, y que en un par de días subiremos, dependiendo del tiempo aunque no sea del todo bueno, al campo dos tranquilamente.

Cambiando de tema, todo el mundo os preguntáis o mucha gente se pregunta cómo es el tema de las basuras y de los baños en el campo base. Bueno hoy hemos podido ver quién recoge los baños y cómo funciona. Cada expedición tiene uno o dos baños. ¿Y cómo son? Es una tienda con un bidón dentro. Cuando se llena vienen a recogerlo y por cada kilo se paga 150 rupias, un euro y medio al cambio. Estas personas lo pesan, lo recogen y lo llevan hasta Lobuche, donde se vierte en unas fosas. Es un trabajo desagradable pero es la única manera de poder mantener limpio esto, en un lugar donde hay mas de 600 personas. Si tengo que ser sincera el campo base está muy, muy limpio. Para eso se encargan los del gobierno de Nepal, que están aquí controlando constantemente que no haya basura en ningún lado. Y la verdad que está todo perfecto. Ya veremos como está todo un poco mas arriba.

Abrazos para todos