Esta semana por fin hemos podido presentar “Objetivo: Confianza” un libro en el que de alguna manera he intentado reflexionar y cuestionarme todas aquellas cosas que son especialmente útiles en situaciones difíciles.


A partir de la experiencia del intento de ascender el Everest sin oxigeno en el 2011, hemos intentado Angélica del Carpio y yo demostrar que es posible aprovechar cualquier circunstancia, aunque sea muy adversa, para crecer como personas.

Los grandes retos, como subir al Everest sin oxigeno, nos enseñan a tomar decisiones difíciles y a liderar equipos en situaciones extremas. En el libro hemos intentado demostrar a través del trabajo juntas como se encaran los puntos de inflexión en la vida y nuestras carreras.

Confío en que los lectores, como hice yo un día, encuentren sus propias respuestas porque estoy convencida de que cada uno es “el mejor experto de su vida”